Abrir las escuelas, experiencias internacionales de retorno a clases presenciales

lunes 14 de septiembre, 2020
a a a

Una nueva conferencia online se llevó a cabo el lunes 14 de septiembre, con el objetivo de dar a conocer las estrategias que Uruguay y Finlandia han llevado a cabo durante la pandemia por Covid-19, y que han permitido retornar a las aulas de forma presencial para que los estudiantes continúen con su proceso educativo.

Dio inicio al seminario el ministro de Educación, Raúl Figueroa, quien, desde el punto de vista nacional, comentó que el Mineduc ha enfrentado esta pandemia con el propósito de mitigar al máximo los efectos de una prolongada suspensión de clases presenciales, tomando en cuenta que las escuelas son espacios de aprendizaje y un elemento protector importante, que busca evitar que las brechas en educación se profundicen, aumente la deserción escolar y que el desarrollo de lo socioemocional se vea afectado.

La primera presentación estuvo a cargo de Robert Silva, presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN – ANEP) de Uruguay, a cargo de elaborar e implementar la política educativa de dicho país. En relación a las estrategias llevadas a cabo, con la suspensión de clases el 13 de marzo, se priorizó mantener el servicio de alimentación escolar de forma constante, y desde el 25 de marzo, se comenzaron a implementar 3 estrategias que consideraron: 1) el desarrollo de acciones tendientes a mantener la vinculación con los estudiantes y sus familias, sobre todo en contextos de mayor vulnerabilidad; 2) generar aprendizajes a través de medios virtuales; y 3) comenzar a pensar en acciones que permitiesen retornar a clases.

Para instalar las clases presenciales, se generaron protocolos sanitarios que incluyeron el uso de mascarillas para estudiantes desde los 11 años, distanciamiento físico, lavado de manos constante, entre otros, lo que ha permitido que a la fecha no haya brotes de casos al interior de los establecimientos. Del mismo modo, se establecieron pautas de organización escolar, que da cuenta de horarios de entrada y salida, separación de los distintos niveles, orientaciones vinculadas a prioridades curriculares, sobre actividades a realizar y sobre evaluación formativa, principalmente.

La segunda presentación estuvo a cargo de Emilia Ahvenjärvi, consejera y representante del gobierno finlandés en Latinoamérica en termas de educación y ciencias, quien dio cuenta de las acciones implementadas para continuar con el proceso educativo de manera presencial. Si bien el 16 de marzo se declaró situación de emergencia por coronavirus y se recomendó a los establecimientos continuar con clases de forma remota, se mantuvo la posibilidad de ir a escuela para los alumnos de educación inicial, preescolar y primaria desde 1ro a 3ro básico.

En cuanto a las medidas de gestión escolar con la implementación de clases a distancia, se generó un marco curricular flexible que permitió tomar decisiones autónomas y que además buscó diseñar, junto a los alumnos, nuevas formas de aprendizaje. En cuanto a competencias digitales, una alternativa de ayuda para disminuir las diferencias entre docentes fue la figura de tutores digitales, consistente en un sistema de apoyo entre pares para que los profesores pudiesen mejorar sus competencias. Del mismo modo, se efectuaron acciones que permitieron bajar la incertidumbre en estudiantes y sus familias, a través de una conferencia de prensa destinada especialmente a niños y jóvenes en edad escolar, y se organizó la “reunión de padres más grande del mundo”, a cargo de la Agencia Nacional de Educación, donde las familias pudieron conocer experiencias finlandesas de educación a distancia.

Para la vuelta a clases presenciales, se presentaron instrucciones en cuanto a medidas de higiene, distanciamiento, aseguramiento de conexiones, y la posibilidad de mantener un método de clases que combina lo presencial con lo digital de forma alternada. Con ello, han implementado el método burbuja, donde, para el caso de la educación básica, se conforman grupos de estudiantes con un solo docente, con turnos para usar los espacios comunes. Para los alumnos de educación secundaria se mantiene la recomendación de guardar distancia y el uso de turnos para los espacios comunes, pero hay rotación de estudiantes y docentes, según las asignaturas.

La tercera presentación estuvo a cargo de Pilar Aguilar, especialista en educación y crisis humanitarias, quien abordó, desde la dimensión ética, puntos para definir el retorno presencial a clases, considerando 8 aspectos clave: la equidad, los resultados, las responsabilidades, el carácter, la libertad, la empatía, la autoridad y los derechos, tomando en cuento que esta decisión debe basarse en el bien superior de los niños, garantizando el derecho a la educación en un espacio seguro.

La última presentación estuvo a cargo de María José Bunster, psicóloga clínica de la Universidad Finis Terrae, quien relevó la importancia de considerar el aprendizaje desde una mirada integral priorizando la dimensión socioemocional. En este sentido, entregó recomendaciones a directivos, referido a transmitir mensajes de unidad y calma, evitar visiones ambiguas o inconsistentes, establecer metas comunes de acuerdo y convivencia, y considerar de manera anticipada escenarios adversos con planes de acción, que permitan que la escuela sea vista como un espacio seguro y protector.

Tras la ronda de preguntas y respuestas llevada a cabo al final de las presentaciones, Daniel Crespo, coordinador nacional de la Unidad de Apoyo a la Mejora Educativa de la División de Educación General del Mineduc, invitó a los presentes a reflexionar sobre el rol de la escuela como espacio protector y buscar soluciones locales que respondan a las realidades de cada establecimiento. “Cuando hablamos de la vuelta a clases a secas se entiende como una vuelta a la normalidad, siendo que la conversación debe enfocarse en cómo disponibilizar espacios seguros, de manera voluntaria, gradual y segura ahí donde más lo necesitan las familias”, finalizó.

Puede acceder al seminario online completo aquí: