Mesa multidisciplinaria afina propuestas para el desarrollo de la educación rural

viernes 20 de diciembre, 2019
a a a

La necesidad de que las políticas públicas incorporen las particularidades del mundo rural, la articulación de los distintos niveles educacionales en los territorios rurales, la formación de docentes que conozcan el contexto de estas zonas y  la flexibilización de las normativas para favorecer la trayectoria educativa de los habitantes de los sectores rurales son algunas de las propuestas que ha levantado la Mesa para la Educación Rural, convocada por la División de Educación General (DEG) del Ministerio de Educación y la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA) del Ministerio de Agricultura.

La instancia, que reúne a cerca de 30 personas de diversas entidades -sostenedores de establecimientos, fundaciones, docentes de educación superior, organismos no gubernamentales-, se subdividió en cinco grupos de trabajo que abordan áreas específicas: mejorar el acceso a la Educación Parvualria, fortalecer el rol docente en los territorios rurales, mejorar el acceso a la mejorar la infraestructura y la conectividad en zonas rurales, promover una educación para la vida -que considere la educación de adultos, técnico profesional y superior-, y adecuar las políticas públicas a las características específicas que tiene la educación rural.

Pamela Maturana, profesional de la División de Políticas Educativas de la Subsecretaría de Educación Parvularia, explicó que la mesa que abordó el tema de la educación inicial determinó que en el mundo rural hay problemas de oferta educativa, de acceso y cercanía a los establecimientos y que se requiere de mayor articulación entre los servicios públicos y entidades del Estado presentes en zonas rurales.

Respecto del tipo de Educación Parvularia que debería generarse, Pamela Maturana destacó que “la oferta de los programas debe ser variada, con programas formales y no formales, y obviamente ello debe responder a lo que requiere el territorio. Es necesaria también una política pública que regule todo este sistema”.

Nicolás Canales, líder de inclusión social de la Fundación Desafío Levantemos Chile, forma parte del grupo que está abordando el tema de infraestructura y mejora de la conectividad. Allí se ha visto que existe gran desigualdad en el acceso de las personas que viven en zonas rurales a cosas básicas como luz, agua potable, buenas rutas de transporte y buena infraestructura.

“Son un sinfín de cosas que son la base para una buena educación. Así, tanto los directores como los profesores podrían hacer exclusivamente su trabajo, ya que en el mundo rural muchas veces deben hacer malabares para generar dignidad en un espacio, para que sus niños puedan tener clases”, sostuvo. El profesional agregó que espera que los resultados de la mesa sean acogidos por las autoridades y “sean aplicados como nuevas políticas públicas y nuevas formas de ver el mundo rural, que nos adaptemos a la forma que las personas del mundo rural viven y no que ellos se adapten a lo que nosotros vivimos en la ciudad”.

Carlos Moreno, coordinador del programa de Educación Rural y Desarrollo Local de la Universidad de Playa Ancha, también se mostró optimista respecto del trabajo que está desarrollando la Mesa de Educación Rural. “Están dadas todas las oportunidades para que, en conjunto, todos los agentes privados y públicos involucrados en el tema podamos generar una política de educación rural y transformarla en un subsistema de educación reconocido a nivel nacional”, afirmó.

El académico agregó que los estudiantes de Pedagogía deben conocer las particularidades de enseñar en el mundo rural y los docentes en ejercicio deben tener formación específica.

Los integrantes de mesa de educación rural se reunirán nuevamente en enero para afinar las propuestas, las que serán socializadas en dos mesas regionales con directivos y docentes de escuelas rurales.