Comité asesor externo valoró trabajo de Centros de Liderazgo y planteó desafíos para los próximos años

viernes 06 de diciembre, 2019
a a a

Una positiva evaluación del trabajo hecho por los Centros de Liderazgo Escolar en los últimos cuatro años realizó el Comité Asesor Externo de estas entidades, que fueron creadas por el Ministerio de Educación mediante un concurso público en 2015, como parte de la Política de Fortalecimiento del Liderazgo Escolar.

Estas instituciones corresponden a dos consorcios: el Centro de Liderazgo Escolar Líderes Educativos está conformado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, en alianza con las universidades de Chile y de Concepción, Fundación Chile y el Ontario Institute For Studies in Education de la Universidad de Toronto. Mientras, el Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo (CEDLE), está constituido por la Universidad Diego Portales, en alianza con las universidades Alberto Hurtado, Católica de Temuco y de Talca, representadas por sus Facultades de Educación y por el Instituto de Investigación y Desarrollo Educativo respectivamente, y la Universidad de California, Berkeley, mediante su Escuela de Postgrado en Educación.

El Comité Asesor Externo de los centros está integrado por el académico de la Universidad Católica, Jorge Manzi; la investigadora del Centro de Estudios Públicos, Sylvia Eyzaguirre; la directora del Instituto Marítimo de Valparaíso, Natacha Méndez; el académico de la Universidad de Los Lagos, Carlos Delgado, y la secretaria de Ciencias, Tecnología y Políticas Educativas del Municipio de La Matanza y académica de la Universidad Nacional de General San Martín de Argentina, Silvina Gvirtz.

Los integrantes de la instancia valoraron el trabajo realizado en el sentido de crear conocimiento local sobre cómo se trabaja en liderazgo en las escuelas, la formación de muchos nuevos líderes en distintos ámbitos y la capacitación de actores del sistema escolar que no habían tenido formación previa en liderazgo, como los encargados de convivencia o inspectores.

“Independientemente del carácter distinto de los centros, yo creo que esta fue una apuesta, lo decimos en forma unánime, súper exitosa. Es bien impresionante todo lo que ha pasado desde el momento cero hasta el momento que estamos viendo ahora. Creo que si alguno de nosotros hubiese tenido que hacer una apuesta acerca de cuánto de todo lo que se decía que había que hacer se iba a producir, habríamos llegado bastante por debajo de donde estamos”, afirmó el académico de la UC, Jorge Manzi.

En cuanto al concurso en marcha para crear tres nuevos centros, la investigadora del CEP, Sylvia Eyzaguirre destacó que se requiere apoyo especial para la educación pública, pero este debe ser oportuno. “Hay que pensar en cómo se fortalece la instalación, cómo se acompaña esa instalación y cómo se entrega un apoyo se sea efectivo para ellos”.

Además, agregó que los nuevos centros deberían prestar apoyo al trabajo con los establecimientos categorizados como insuficientes por la Agencia de la Calidad. “Acá se ha generado un montón de conocimiento que podría aportar a las escuelas insuficientes. Tal vez deben articularse con la División de Educación General para ver cómo este trabajo puede repercutir, como los Centros de Liderazgo pueden apoyar mejor a estas escuelas”, destacó la investigadora.

Respecto del impacto de los centros, Jorge Manzi destacó que, hasta ahora, el trabajo se ha centrado en mover las prácticas de los líderes escolares. “Sabemos que hay que ir más allá de mover las prácticas. Esto tiene sentido para mover a los docentes, para que finalmente los niños aprendan más. Esa es la cadena completa de las cosas que todos queremos que ocurran en las escuelas. No tenemos que sacarnos de la cabeza es que no va a ser posible sustentar ninguna política educativa de largo plazo si no tiene una conexión finalmente con demostrar el impacto que tiene en el aprendizaje”, afirmó.

Por su parte, el jefe de la División de Educación General de Mineduc, Raimundo Larraín, destacó que “el desafío más grande es movilizar equipos directivos completos desde un punto A a un punto B, definidos con una visión clara, estratégica, original y distintiva de cada uno de los centros”.

Además, recalcó que también es fundamental “cómo alineamos corporaciones municipales con equipos directivos muy diversos al interior de las escuelas. Ahí hay un nudo crítico. Tenemos muchísimas herramientas estratégicas como los Planes de Mejoramiento Educativo. Creo que el paso que nos toca dar en los próximos cuatro o seis años es que podamos hacer que el sistema comience a cuajar en torno a ciertos objetivos estratégicos y, para ello, debemos ocupar herramientas que ya existen”.

Los nuevos centros de liderazgo deberían estar adjudicados a fines de marzo de 2020.