Panel participantes coloquio sobre habilidades siglo XXI,

Jefe División de Educación General, José Palma: “Uno quiere niños que vean en el cambio una oportunidad, que tengan un propósito de vida”

lunes 02 de abril, 2018
a a a
  • La autoridad ministerial participó en un coloquio sobre las habilidades que se requieren para desenvolverse en el siglo XXI, organizado por el British Council.

“Uno quiere niños que vean en el cambio una oportunidad, que tengan un propósito de vida, que tengan una estrategia para vivirla y tengan una táctica para recomponerse cada vez que se equivoquen. No me cabe duda de que esos niños van a tener éxito en el siglo XXI”. Con estas palabras el jefe de la División de Educación General del Ministerio de Educación, José Palma, se refirió a los desafíos que enfrenta el sistema educacional y la escuela, como institución, en la actualidad.

La autoridad ministerial participó en un coloquio sobre las Habilidades del Siglo XXI, organizado por el British Council, al que asistieron también investigadores, representantes de centros culturales y actores del sistema escolar.

José Palma dijo que hoy los niños, niñas y jóvenes viven su vida en tres dimensiones: una dimensión personal, en el que está su círculo familiar más íntimo; una dimensión global, en el que se encuentra el mundo que los rodea y al que pueden acceder, y una dimensión virtual, que eligen personalmente y que se encuentra principalmente en su celular. Esta última dimensión, explicó, va mucho más rápido que las otras e impregna toda la vida de los estudiantes.

“El profesor de hoy no solo tiene dificultades para implementar el Programa de Integración Escolar, para implementar el nuevo currículum, los nuevos decretos. Además, no lo estamos apoyando lo suficiente respecto de estos nuevos desafíos”, sostuvo el jefe de la DEG.

José Palma puso énfasis además que, para poder desarrollarse en el Siglo XXI no solo se necesita tener conocimientos, sino que es fundamental desarrollar valores en los estudiantes, lo que representa uno de los anhelos más importantes de las familias.

“La enseñanza del inglés, de la matemática, del lenguaje, de las ciencias, de la programación es importante. Pero no importa tanto cuánto uno sabe, sino cuánto a uno le importa y qué compromiso tengo con mi vida, con la vida de los otros, en una sociedad tan compleja como la de hoy”, afirmó.